M.M.Milos

De antaño

Me vuelvo pesado.
Suelo de olas
decadentes;
espumas de ultimo auxilio,
frívolas.
Decadencia en años agrestes,
olvidados.
Sueños de lujuria concebidos,
perdonados,
Jamás olvidados.
Decadencia del ser,
por su naturaleza bruta.
Déjate ir
que el cadaver será borrado
y de él vida emerge.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.