RODRIGUEZ NUEZ

Al funeral del amor

Tendría que existir un cementerio

donde organizar los funerales del amor,

aquellos amores que se perdieron,

aquellos amores que se olvidaron,

a los que murieron al nacer,

los que crecieron un poco,

y a los que fallecieron ya ancianos,

es importante también que exista un párroco

que le de los santos oleos,

últimamente he visto

por las calles a mucho fantasma del amor penando,

porque es cierto que algunos se van en paz,

y se van con los pecados absueltos, y perdonados,

pero hay otros que se van llenos de rencores,

con remordimientos de conciencia

y estiraron la pata odiando,

a todos ellos hay que organizarles exequias solemnes,

a los que se agotan por desconfianza,

por distancia, por tiempos, los que perecen por acuerdo mutuo

o los que se extinguen por engaño,

por eso es importante que exista un cementerio para el amor,

para que cada temporada le llevemos unas flores

y les recemos un rosario,

y hacerles una fiesta, llevarle sus ofrendas,

y echarnos unos tragos en su memoria,

ya ven ustedes que nunca está de más recordarlos.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.