Pola

LUZ

Mis ojos lo  divisaron

en plena aurora

así, de repente…

sin tiempo, sin espacio

 

Y sigilosamente los pensamientos

dibujaron un rostro,

un cuerpo, un alma…

que se posa en la memoria

 

Mis labios

susurran su nombre

si, un nombre…

que existe y se desvanece

similar a una ráfaga.

 

Mis manos

se provocan acariciar

su rostro…

sentir su alma humana

para exclamar

¡Eres mi luz!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.