Gualberto Salazar

De madrugada

Escribo de madrugada

lo que por ti, siento,

no puedo hacerlo de día

ni de noche,

porque siempre me interrumpes,

tienes la virtud

de tener una opinión,

por extraño que sea,

acerca de cualquier asunto,

y en esta madrugada

que escribo con holgura 

que te observo dormida,

callada,  a mi lado,

no aguanto la tentación

para escribirte… ¡cuánto te amo! 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.