Sebas.tian

Sin mí

Me tienes aquí, 
En un olvido de pensamientos,
Un olvido eterno
del cual no puedo escapar.

Quizás, ya estas siendo feliz.
Quizás, sola quizás con otro hombre.
En el campo o en el mar,
Pero siendo feliz sin mi,
Siendo feliz sin mi compañia.

Oh, muchacha de caramelo,
Me tienes en un profundo olvido,
Te recuerdo en cada momento: 
Tu frustrada mirada, tus ojos café,
Tu piel pálida como los polos de la tierra.

Oh, muchacha de labios sabor miel.
Aun espero, en tu olvido
Un encuentro fortuito 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.