Adrian Labansat

Carlos Sinhuhe

 

CARLOS SINUHÉ CUEVAS MEJÍA[1]

 

Brillan las estrellas

mientras se duele la tierra,

la muerte abría la puerta y tu paso tocaba la calle

caíste entre estallidos.

¡Oh, forma de defender la libertad!

Los velos de la noche te cubren y te desvaneces para siempre,

tu tiempo se ha ido.

 

Carlos Sinhué Cuevas Mejía, herida larga de siglos,

sobre una calle desierta empuñamos la sed,

basta esparcir el trigo para atrapar la vida

16 impactos desmoronaron el pan, pero no la esperanza.

 

En el fondo de la calle te grita la muerte y el silencio

tu cuerpo golpea sobre el pavimento

tu muerte ablanda el asfalto

los surcos de la calle se rellenan con tu sangre

te vino la muerte, pero no pudo cerrar tus ojos, se quedaron mirando el cielo

y el cielo esa noche miraba a tu pueblo preñado de sueños

 

[1]El miércoles 26 de octubre de 2015 fue cobardemente asesinado Carlos Sinhué Cuevas Mejía, de 33 años de edad, estudiante de Filosofía y tesista de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM cuando salía de la universidad y se dirigía hacia su domicilio. Su cuerpo fue hallado sin vida a las 23:40 horas, había recibido 16 impactos de bala. Carlos, además de buen estudiante, era un mexicano comprometido con las luchas sociales, activista en defensa de la educación pública y gratuita, por lo cual había recibido diversas difamaciones y amenazas que atentaban contra su integridad y su vida.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.