Lebusla

AQUENDE ESTOY

AQUENDE ESTOY

Aquende estoy vestido de nostalgia
calzado de solitario silencio
envuelto en la lobreguez de tu larga lejanía
que viaja hasta aquí a diario
desde avenidas y rascacielos
mientras los días y los meses
se desgajan presurosos del calendario.

Aquende estoy yo
y la tarde trae crónicas de ti
sonriendo en otros lares
despertando en modernas auroras.

Aquende estoy yo
lacerado por las canas
lisonjeando recuerdos que duermen
que he despertado
con baños fríos de desespero,
visitando fantasma los parques
que sus bancas nos tendieron,
desdoblando las butacas de los cines
que nos resonaron películas
al oído velado por susurros
de un cariñoso te quiero.

Aspirando el mismo aire
que me advirtió de tu presencia,
andando en mí sombra espectra
las calles que nos encontraron,
que contaron nuestros pasos,
que se sonrojaron al verte,
que dieron cuenta
de nuestros pulsos apurados
y de efusivos abrazos.

Aquende estoy procurando halar
los hilos de tu distancia
bogando contra corriente sediciosa,
más la brisa hiere y hiere recio
en la subversiva saudade
y me aclara las sienes
en medio de esta tristura que me invade,
que aquende estoy yo
y tú allende las fronteras
donde modernos y veloces son los trenes.

Lebusla
Derechos Reservados


(Imagen -Selva Negra Resort de Montaña, ubicado en el Norte de Nicaragua- tomada de internet)

Comentarios4

  • Blancanieves

    Está distante, pero si llegara hasta usted, se sentiría de nuevo feliz. Habrá que esperar. Un saludito, poeta Lebuslaaaa !!!

    • Lebusla

      Buen punto.
      Saludos.

    • Fabio Robles

      Lebusla
      Nostálgico relato de un amor que se fue y siento en tus letras que solo la añoranza, queda. Saludos

      • Lebusla

        Grato su pasar.
        Saludos amigo.

      • Rafael Escobar

        La soledad es la amiga
        que nos hace recordar
        las horas que vio pasar
        nuestra esperanza fallida
        y que inundó nuestras vidas
        con la dicha de amar,
        pero no hay que lamentar
        esa gloria ya perdida
        pues se puede encontrar
        otra lámpara encendida.

        Precioso y nostalico tu poema amigo mío. Un abrazo fraterno.

      • Estanislao Jano

        Amigo Lebusla, poema maravilloso. Muy bien escrito. Se percibe la emoción, se siente.
        Saludos, sos un gran poeta.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.