Rosa Maria Reeder

Allá en tu pupila santa

Me descanso en tus ojos mansos y tiernos
donde nace un paraiso dorado de esplendor
y los vuelos se dibujan en paisajes de gloria.  

 

Allá en tu pupila santa que es sagrada bendición
que crea con gozo como un manantial de vida
y los frutos brotan cuando la luz clara los besa. 

 

Lejos avanza tu mirada entre resplandores
cantos y alabanzas, se deslizan las notas
y en sus iris amansan con las aureolas de gracia
que al alma bañan de virtudes y dones.        

 

 

Rosa Maria Reeder

Derechos Reservados



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.