un poeta lirico

EL PRIMER AMOR

    Gracielita era una niña hermosa,
a sus 12 años se adivinaba que seria una hermosa
señorita, cabello rubio, ojos azules,
algo de pecas que le daban una apariencia
tierna, acostumbrada a hacer su voluntad..
Era hija única, huérfana de madre,
y con un padre que la idolatraba..


El trabajaba en una dependencia del gobierno
era un funcionario de bajo nivel,
pero su sueldo le alcanzaba para cumplirle
a su hija uno que otro capricho,
dentro de la pobreza del barrio se destacaba
un poco, como uno de los menos pobres..
Arturito, al que apodaban el Zurdo era un niño vivaracho,

de lo mas pobre del barrio, acostumbrado a las humillaciones
de la gente que se creé mas.. Aunque al final
del día son iguales o a veces hasta menos..


Hijo de madre trabajadora y padre ausente,
ropa siempre remendada hasta mas no poder,
pero siempre limpia,
zapatos de segunda y tercera mano,
(o pie debemos decir?)pero siempre brillosos..

 Con un porte extraño, siempre
con la cabeza levantada y su orgullo..
El cual podría estar con el pie en el cuello
pero su dignidad estaba por encima de todo..  

Era la niña mas inteligente en la clase,
y la mas asediada por todos los niños que
peleaban por sacarle una sonrisa, o una
mueca de aprobación, incluyendo los mas populares
pero ella vivía en su mundo era muy taciturna,
y rara vez sonreía, le encantaba la literatura
cuando el maestro les Leia fragmentos de cuentos
o de fabulas, su imaginación volaba..


El maestro era un poco regordete, y algo
chiflado, escritor fracasado, le
encantaba recitarles poemas, actuando a veces
grotescamente, el papel de Romeo, un fragmento
del Mio Cid, o se sentía pirata y recitaba
estruendosamente a Espronceda,
en su Canción del pirata..


Para fin de curso y el termino de ciclo de primaria,(Elemental)
les había pedido que escribieran una historia,
un cuento, o un poema, lo que quisieran pero que fuera
una composición que se pudiera exhibir al final de curso..


Desde que supo que había que hacer un escrito, El zurdito
se volcó en papeles y escribía y escribía, para terminar
por arrugar la hoja porque no le convencía lo que Leia,
quería hacer algo completamente fuera de lo normal
dejaba ir su imaginación en cuentos donde se sentía
el Príncipe, buscando su Dama, una dama con los ojos
de Gracielita, con su cabello rubio, pero no le salía..


Y se puso a escribir un poema, dejando que hablara su alma
dejando que hablara su corazón de niño enamorado...


Se llegó el día en que el maestro recogió los trabajos
y se los llevó para revisarlos, con el entredicho
que este valía el 50% de la calificación..

 

  Tus ojos pedazos de cielo
tu carita es mi alegría,
tu cabello color del sol
que resplandece y brilla..

 

  Tu alma pura me llama
cuando pienso en tu mirar,
y mi pecho se hace grande
al sentirlo y suspirar..

 

  Mi corazón se agita
cuando te pienso encantado,
y le nacen mariposas
que vuelan hasta tu lado..

 

  No se si es amor
lo que siento aquí dentro,
pero con solo verte
siento que toco el cielo..

 

  Quisiera ser un príncipe
y remontar las estrellas
para conquistar tu amor
y tu carita tan bella...

 

  Desde que te conocí
mi ser quedo cautivado
con tu brillo y tu sonrisa
el corazón me has robado...

 

  Arturo Gil Ramirez..

  ..De todo lo que había leído y revisado, este le llamo
poderosamente la atención...


El maestro no creía que Arturito hubiera escrito esto,
porque a el siempre se le había hecho un niño extraño,
algo huraño y un poco retraído, aunque no se dejaba
de nadie, y con el orgullo de los pobres, de los que
no pueden caer mas, porque viven tocando fondo,
y todo lo que pueden hacer es ir escalando y escalando..


Tendría que hablar seriamente con el, para ver de donde
lo había copiado o quien le había ayudado a hacerlo...


N!o tuvo que hacerlo! al revisar los cuadernos de Toñito
se dio cuenta que escribía, escribía poemas y muy bonitos
así que lo dejo por la paz...

  Se llego el día que el maestro daría resultados y leyó
algunos de los trabajos, la composición de Gracielita
era de las mas hermosas...


Hasta que llego al poema de Arturito, el cual leyó
como el acostumbraba, un poco actuando,
sin dejar de mirar a Gracielita que se ponía de mil colores
y sin saber que hacer, hasta que llego al final y dijo el
nombre del autor...

Gracielita giro la cara hacia el Zurdito
y le regalo una sonrisa, una sonrisa que para el fue
la gloria, podía haber pasado un cataclismo, o acabarse el
mundo y el no lo hubiera notado, en su mente llevaba aprisionada
la mirada de aceptación para su poema, y su corazón palpitaba
con fuerza, por primera vez supo lo que era el amor, sentía
mariposas en el estomago, sentía que su cabecita explotaba
de alegría....

!La alegría del primer amor!.....

 

  UN POETA LÍRICO
Agil 03/07/2014
  

Comentarios4

  • Lita_81

    Que historia mas tierna y hermosa los amores de niños son inocentes y puros, sin ninguna malicia pero con gran emoción. Ah sido una magnífica lectura.
    Saludos estimado poeta.

    • un poeta lirico

      Gracias Lita, un placer que te haya gustado.. Asi es el primer amor cuando llega en la mas tierna edad.. Un abrazo

    • la cuerva

      Hermoso cuento ternura e inocencia del primer amor.Saludos

      • un poeta lirico

        Gracia la cuerva, por tu visita y tu comentario.. te mando un abrazo

      • nelida moni

        Preciosa prosa, donde has maravillado mis sentidos, con una bella descripción , melódica y un bello
        final
        Mi cariño y gracias
        Nélida

        • un poeta lirico

          Gracias nelida por tu amabilidad, un abrazo

        • Blancanieves

          Los enanitos y yo, Blancanieves, hemos leído su historia de principio a fin. Nos ha gustado mucho el cuento. Por fin aToñito le alcanzó la sonrisa de Gracielita, y suponemos que mejoró en su notas escolares. Si hay más cuentos, volveremos, lo prometemos. Saluditooos !!! Y como siempre sonreímos... Jajajajaaaaa !!!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.