FERNANDO CARDONA

El primer atropello

El primer atropello

 

 

El primer atropello cometido

Contra el hombre acabado de nacer,

Es asignarle un nombre no elegido

Por quien lo ha de tener que padecer.

 

El segundo es llevar al pobre niño

A ser participante de una fe

En la que no pidió ser admitido

Y no sabe si en ella va a  crecer.

 

Dejad al hombre que al crecer decida

Como llamarse y como por la vida

Irá creyendo en lo que a bien el tenga.

 

Dejadlo en libertad y en su conciencia

Que solo es suya y propia de su esencia,

Que nada empuje y nada la detenga

 

fernandoelgrande

Comentarios3

  • ivan semilla

    QUE QUERES QUE AÑADA
    SI ME DELEITO Y APRENDO CON CADA UNO DE TUS VERSOS
    FENOMENAL COMO TODO LO QUE HACES CON TUS LETRAS
    TE MANDO UN GRAN ABRAZO DE ADMIRACION

    • FERNANDO CARDONA

      Che, vos sos un adsulador irremediable.

      Pero, sabes que?

      Querés añadir algo?

      Pues bien, añadí GRITOS CONTRA LA INJUSTICIA

      Se que sabrás hacerlo

      Gracias

      Un buen dia

      • ivan semilla

        HOY AÑADI UNO
        FIJATE SI TE GUSTA
        NO SOY ADULADOR SOY ADMIRADOR, Y VOS SOS EL CULPABLE.JA JA JA
        ABRAZO LIBERTARIO

      • KALITA_007

        Bravo..poeta !!! verdaderamente es un padecer, leerte, muy reflexivo tu poema me encantó el hombre nace libre, y muere no tan libre...
        jiji.. muy bien!!!!!!!!!!!!!
        besos

        • FERNANDO CARDONA

          Cierto mi adorada Kalita

          El pobre hombre nace libre y...............
          LA MUJER LO ESCLAVIZA

          pero que divinas son las benditas

          Un abrazo de esclavo

        • la negra rodriguez

          Definitivamente es verdad, a mi por ejemplo no me gustaba mi primer nombre;Carmen, pero ahora si me gusta, por la ópera, en cuánto a la fé, si estoy de acuerdo , pero creo que el mayor atropello a los infantes es pensar que no tienen derecho a opinar y ya no darles lo que necesitan para desarrollarse como seres pensantes dentro de la sociedad.
          Como siempre, maestro, es un placer social leerlo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.