Walter Kuhry

Dejando

Aquí estoy, en el silencio atroz,

en esta soledad inmensa,

dejando que la tarde deshilvane

recuerdos, sueños y temores.

Dejando que los nombres me retumben

en el eco lacrimal de las ausencias,

con el salado sabor de las distancias.

Dejando que los miedos, nuevamente,

ensayen su canto fantasmal,

aullando certezas memoriosas,

profetas insaciables de las sombras.

Dejando que me muerdan los recuerdos,

que en agitado tropel lo invaden todo,

acreditados en la vivencia intensa...

Dejando que los sueños su presencia

impongan en la tarde, finalmente.

Dejando que el soñar me robe el tiempo

porque nunca se sueña inútilmente.

Villa Futalaufquen, 6 de febrero de 2003

Comentarios4

  • flordecerez0

    Bellisimo

  • Walter Kuhry

    Es bello tu poema "Ancla"...¿Compartirías algún otro poema?
    Saludos...

  • Melba Reyes A.

    Y con qué fuerza pueden morder los recuerdos...Lindos versos para hablar de la ingrata soledad. Saludos

    • Walter Kuhry

      Gracias Melba...claro que muerden los recuerdos...

    • kavanarudén

      Tu soledad poeta está plena de inspiración, de musa.
      Tu dolor, tu sufrimiento en las letras encuentran su cause. Es sentimiento, es pasión, es dolor, es.....encuentro con ese tù profundo que llevas dentro.
      Un placer leerte
      Kavi



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.