RaulLopezGuerrero

Un juego, sin más

La vida es un juego que emana,

en el que vences y no pierdes,

pues de tanto perder aprendes

y si aprendes también ganas.

 

Jugando, tantas veces he caído,

tantas, como me he levantado,

pues la vida es solo un dado

que te da tu merecido.

 

 

Un juego para diferentes edades

y creo saber cómo vivirlo:

caigo, me levanto y no me rindo.

 

Superé tantas adversidades

que ya no sé cómo decirlo,

por eso callo, aprendo y brindo.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.