Esteban Mario Couceyro

Tristeza

Fue durante el otoño

hace ya unos años

él caminaba absolutamente solo

en medio de la multitud.

 

El suave viento

desordenaba sus cabellos

recordándole el frío pasado, entonces

en aquel otro tiempo de juventud.

 

Ella, había aparecido entre la lluvia

ausente de todo

caminaba delante suyo

tan hermosamente absoluta.

 

La esquina y el tráfico lo detiene

al igual que ella se detuvo aquel día

cuando respiró su fragancia

totalmente enamorado.

 

Avanza nuevamente

en medio de tanta gente

que como las aguas del mar

lo lleva sin destino.

 

Va recordando como intentó

más de una vez abordarla

decirle que ya la amaba

pero jamás pudo.

 

La vida, como esa gente

lo llevó

lo llevó como la marea

una y otra vez.

 

Hoy, entre la multitud

recuerda ese amor y las lágrimas

le mojan el rostro, como el de toda la gente

en medio de la piadosa lluvia.

 

Comentarios1

  • jesus guzman

    Gran poema, gran historia.

    SALUDOS



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.