fabian alirio astudillo gil

Arepa

Te amaso entre mis manos

con paz y con tranquilidad

con paciencia, con amor

tan suave eres 

que me alimentas 

los amaneceres

de inocencia, de escucha

de Dios...

cuando muevo mis manos

te escurres en las venas

y te duermes en la lentitud

de mis dedos

eres así como el barro

de una laguna azul

alimentada de la lluvia

que no deja de caer...

Al darte forma, mi mente

y mi corazón te sueñan

eres mi alimento

mi paladar te espera

Te amo,saciáme las angustias

las noches eternas

y podre vivir de nuevo

Vivirán los inocentes

que en el silencio mueren

los que mitigan la sed

en la aridez de la sequía

ya los huesos se levantan

y el hambre esta vencida

y que mueran 

los que se sienten ya saciados.

Comentarios1

  • fabian alirio astudillo gil

    ja ja ja ja ja ja si tiene razón amigo gracias por pasar por aquí saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.