DIOSteama

Lágrimas

Mis lágrimas corren por mis mejillas palo rosa,

como ríos dispuestos a todo derrumbar,

para su mala suerte

unos rojos labios en su camino se atraviesan 

y acaban con el con gran facilidad

 

Que triste se ha sentido

al saberse derrotada

que gran agonía la ha inundado

al no poder fingir más;

era difícil cuando no llovía,

era fácil disimular.

 

Al sentir sus labios húmedos 

no supo qué hacer ya 

quería no sentir

porque si lo hacía otra vez

Sufriría mucho más

 

Las lágrimas la inundaban totalmente,

hasta que una capa de agua

sobre su rostro se formó

Sentía la brisa chocar contra sus mejillas

transformando sus lágrimas

en lágrimas de dolor.

 

Lágrimas congeladas por la fiereza del otoño,

que transformaba el viento en lo que nunca debió

 

Qué triste fue saber que su sonrisa ya no se veía

que un rostro amargo y melancólico

sobre el de ella se impregnó

y erróneamente, se hospedó sin decir más.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.