mcaliano

Mariposa de luz

 

 

Me llenaste el corazón de esperanza,

te nombraba en cada latido

como un ángel de luz,

como una  flor

 que su perfume no se desvanece.

Te veía en sueño como diosa.

un día tus palabras sin calor

 helaron mi corazón.

 

Entre llantos y suspiros me dejaste.

no pude resistir la idea de perderte,

quise retenerte en mis brazos,

vanos fueron mis esfuerzos

te seguí con una suplica.

 

Con esas esperanza

 que me diste al conocerte.

te fuiste, ya no estabas,

había quedado en el camino

mariposa enloquecida de luz.

La luz de tus sueños

tus alas habían quemado.

 

 

 

                 CATALINAMARIA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.