Eduardo A

Locura invernal

Pienso el dolor,
metálica neblina
que viene a quedarse,
ahogando las risas.

Árboles desnudados,
con brazos clamorosos
hacia un gélido cielo.
Recuerdos olvidados.

Alimentos ausentes,
los ojos oscurecidos
y la mueca congelada.
El trabajo, fugitivo.

Amargura del alma que,
adormece la esperanza.
Si nadie la aguarda
¿para qué despertarla?

Carencia de amigos.
El corazón helado y,
los dientes apretados.
Sí, pienso el dolor.

¿Qué más?

Comentarios1

  • nelida moni

    Un mundo individualista, es lo que
    enuncias en el poema
    Un gusto pasar
    Nélida

    • Eduardo A

      Gracias por tu apreciación, Nélida.
      Es un aliciente de alguien que escribe mucho.
      Mis respetos.-



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.