J.R

Niñas (18+)

Todos los días visto igual, me exhibo igual para aquel que el Edén quiera probar pero a la vez el infierno quiera tocar.

 

Las pasiones desbordan mezclándose con el sudor; el aire contaminado con la inocencia perdida, en los cuartos se aspira el ansia de aquellos que miran con desgracia.

 

Tocar el Edén pero a la vez sentir el infierno; siente el suspiro y el aliento del ansia de aquellas las cuales te hacen suspirar y añorar el ansia de pecar…



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.