Marah

Me hechizaste sonrisueño

Me hechizaste aquel día sonrisueño

con ajorcas, aretes y azucenas,

tal regalo no fue lo marfileño

ni me dio la sonrisa de sirenas.

 

Me gustó de verdad tu desempeño

al quitar de mis ojos las arenas,

los sargazos y gnomos de un mal sueño,

qué sublimes tus olas en mis venas.

 

¡Con espumas de un mar aljofarado

y el extracto de mágicos perfumes

en el alma tu boca me ha besado!

 

¡Ya no dudo los roles que presumes:

si recoges los vinos que he botado

puede ser que mis líquidos rezumes!

        

Comentarios1

  • Jaiah

    Buen poema amiga...
    Felicidades...
    Feliz noche...
    Saludos,
    Jaiah

    • Marah

      Gracias amiga por tu lectura y amable comentario, un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.