Aprendiz-Alabastro

DESEO PERSISTENTE

 En la roca de un desierto
hay una voz interior,

 Canta de noche y de día
canta a la luna y al sol.

 Deseando que la luna volverá a besar su corazón
y sin olvidar que me engañas con el sol.

 Mientras las estrellas caen por tu amor,
los rayos queman mi dolor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.