Marroquín

MI FUGAZ COMETA

El erudito mira el firmamento con tristeza

se abruma por la belleza que alumbra su cabeza

porque algo en especial rompe el coro de luces.

¡Un cometa!

 

Emocionado y aturdido trata de verlo de cerca

antes de encontrar la forma, moriría

pero más lúcida era su astucia.

Su pasión es puente entre él y su cometa.

 

El Sembrador le dio un lugar sobre la Tierra

y al otro, donde sus pies tal vez jamás pisarían.

Cruza sus caminos, Él se apiada

 su vosto se figura en la naturaleza oftálmica

 

Carece de sentido su realidad de antítesis

juzgarán su relación, los astros se burlan.

El cometa se aleja, se acaba el frenesí

retoma la calma la celestina bóveda.

 

Mi consuelo es el firmamento

la vida que me queda es mi dicha

viviré para contar nuestra historia.

¡Mi fugaz cometa!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.