Hija del mar

Reencuentro

Se gesta un reencuentro, 

un reencuentro hermoso...

 

En una habitación sencilla,

en un entorno bello y apartado,

apartada del ruido,

apartada del mundo,

sola...

en compañía 

de mi propio ser, 

de momento invisible,

y silencioso ante los aullidos

feroces de mi ego, 

de los "tengo que",

y de los "debo de"...

 

Me siento perdida

y extraña, 

aunque también confiada...

 

Inicio mi búsqueda,

rodeada de buscadores

desconocidos como yo,

almas al reencuentro de

sus propias almas...

 

Silencio...

calma...

sencillez...

paz...

solo lo justo...

se gesta un reencuentro 

con mi ser,

con mi alma,

con mi espíritu...

 

Se gesta un reencuentro, 

un reencuentro hermoso

con mi verdadera esencia,

libre de máscaras y de etiquetas...

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.