fabian alirio astudillo gil

Felicidad

 

Una nube se ha ido

una oscuridad momentánea

¡oscurecio! ¡ oscureció!

una penumbra pasajera

!se fue¡ ! se fue¡

todo eso es parte de la hojarasca 

del árbol de la vida

hojas que se van

solo abono de la experiencia

puntos elevados del cielo

que nos alumbran en  el camino

tortuoso, empedrado, difícil

vale la pena sufrir

en la soledad de la esperanza

tan solo por esperar 

unos segundos de plenitud

navegar en el largo tiempo

por el barro fangoso y estrecho

caliente, hiriente, resbaladizo

! para hallarte¡ amada mía

FELICIDAD...

con esa larga cabellera de juventud

con esos ojázos azulados

se espejismos, de utopías

tu mirada así me lleva a esos cielos

donde mi poesía descansa

¡ oh felicidad! tu figura perenne

de habla traviesa, avocada

difícil de alcanzar

tocada de nectár como lluvia divina

te espere tanto

que tanto se que te iras

eres la visitante 

que nunca se cansa de estar

y a la vez nunca te cansas  de irte

amor mío, se que te escondes

para que te busque

me seduces, me llamas

haciéndome el camino largo

me contagias con tus amalgamados 

adagios y paradojas

recrudecen paradigmas

perpetuos para ti

pero siempre eres la misma

seductora, amorosa, transparente

lúcida estrella que finge estar perdida

entre los millones de lucecítas

quien te sabe hallar amor mío

se hace millonario del tiempo

que tu la quieras dar...

¡ oh ! felicidad eres mi único amor

a ti amor mío antes de nacer

naciendo, viviendo ahora

y después muriendo

si amor mío, después de muerto

te seguiré amando...

tuyo siempre seré, llévame contigo.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • Luna y Poesía

    La felicidad que se ha sentido desde el alma queda alojada ahí y es allí donde queda a salvo...son instantes que el corazón no deja de soplar, aunque ya se haya vivido...
    Abrazo gran compañero de letras y amigo!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.