Hija del mar

Volverá a salir el sol

Sin previo aviso

esa nube negra 

se cierne sobre mi,

empañando mis ojos,

haciendo temeroso y desconfiado 

a mi pequeño corazón,

siembra la duda por doquier,

el miedo se hace 

nuevamente dueño de mi ser...

 

La sombra del pasado,

el fantasma del fracaso 

y la duda 

se apoderan 

de mi pequeño mundo,

anulando mis fuerzas,

mi determinación 

y mi fe...

 

Vuelvo a quedarme vacia

seca y sin vida,

aunque sé que todo pasa 

por aceptar la tormenta,

volverá a salir el sol...

pero tengo frío,

la tormenta aprieta,

arrancando mis ligeras vestiduras,

quedando expuesta 

a depredadores y 

a mi mayor verdugo... 

yo misma...

Comentarios1

  • Samuel Santana

    Tu verdugo necesita de un domador de sueños. Que poema, Dios mío. Es para leerlo no sè cuantas veces. Felicidades, mi amiga

    • Hija del mar

      Gracias, gracias amigo mío!
      Mira que no quede muy satisfecha con él...con lo cual más me alegra que te guste...
      Om shanti 🙏



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.