Mujer Nagual

Del río y la muerte

van a caer rayos

para que te des cuenta

que tus ojos no revientan

 

mira tus manos

antes de comenzar a obrar

sin descuidos 

pro*cura disfrutar

 

el aire es puro

flotas en el

ven tus pies

por abajo

tus ojos por arriba

 

desde el cielo hacia abajo también

estás

en todo lo que mires 

sientas

un retoño violáceo

en espiral hacia su centro

calma con agua tu sed

no tomes en vano.

 

No es el miedo

es la gracia de estar vivo

santificando cada paso

hasta no olvidar que somos humanos.

 

Salta la brisa corretea por el pasto

en este mundo hay más

que menos no existen.

 

Alegría de participar en este escondite universal

donde moran las enseñanzas

para todo este plan.

 

guardaditos con cariño

nos quiere una madre

perdona tu familia

regálales una comida

usa tu don como un espejo

brotan flores blancas

será buena señal

cuando vengas esperanzadx.

 

Canta canta,

no dejes de reir,

aunque si lloras no te culpes,

el agua se lleva el sol para arriba

¿No ves que llueve?

 

Tirarse de la cima de una montaña

solo para saber si se puede morir

y desde allí saluda

es un honor que estés aquí.

 

perro gato ladra salvaje

si hurgas en la herida de la tierra

también hallarás

en tu corazón

un ansia de la paz que nos espera

miraras esas manos que tienes otra vez

querrás verlas llenas de tierra

y allí estarás

justo ahora.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.