Marroquín

ESPINAS DE JUVENTUD

 

Libros, sudor y dudas

asedian al lago del sentimiento

muerto está el dulce chaval

surge el feroz semental

 

¿Qué pasa con la máquina del azar?

funciona pues a su propia suerte

reinas  y plebeyas comienzan a entonar

lindas experiencias a fin de muerte.

 

Insuficiente son mis esfuerzos

la incansable cuestión existencial

la castrante actitud de la  razón

nubla el camino a tú corazón

 

¡Gratitud a la paciencia!

¡Gratitud a la fuerza fémina!

Maldigo el día que llegué a su presencia.

Maldigo el día al ponerse finita

 

Uno, dos y tres veces lamento a internas

sin dilación y valor me absorbe la oscura y me devora.

Tu mente me conjura sin esperanzas inciertas

al rojo latente que la esboza

 

Comentarios1

  • Marroquín

    Mañana, tengo pensado subir otro poema, uno muy especial para mí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.