Ludvaldo

SONETILLO AL ROSTRO DE UNA BELLA

Son tus labios de hidromiel,

tus mejillas son dos rosas,

dos gemas esplendorosas

tus ojos, otro joyel

 

tu nariz, y copia fiel

del oro son tus copiosas

guedejas o más hermosas

y brillantes aún que aquél.

 

Mas todo en tu rostro brilla

por su belleza: la frente,

las orejas, la barbilla,

 

no desluce en ti ni un diente,

as de la femínea gente

desde Adán y su costilla.

 

Osvaldo de Luis



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.