EDGARDO

POEMA PARA MI AMADA MADRE


Madrecita de mi vida adorada
Tú sabes que eres mi tesoro
A mi Dios de rodillas le oro
Implorando que en su dulce manto
Aleje de ti todo quebranto
Como tú, no existe otra flor tan preciada
Tú eres mi refugio de paz anhelada
Bendita seas madre por todo lo entregado;
Por tus sabios consejos
Por todo el amor y cuidados
Por enseñarme que el amor verdadero
No se da en trozos, sino se da por entero
Como lo das tú, por nosotros tus hijos
Bendita seas por siempre
Por las mil y una noches
De zozobra, cuidado y desvelo
Por haberme regalado tu cielo
Aunque me enseñaste a volar
Nunca tendré yo tu vuelo
Madre eres tú mi luz ejemplar
Mi fuente de paz inmortal
Dulce ejemplo de amor maternal


Hora del pan, desprende ese olorcito casero,
estrella hacendosa en la cocina, es milagro
antes de abrir mis ojos, ya espero lo certero
A la hora precisa, el alba viene a lograrlo
racimos de notas, cantos de alondras, en junio,
creo, que se suceden las horas, que consagro
Acontecida en ternura, en gran plenilunio,
su miel va tejiendo hilos de nube caramelo
Ella anida más allá del huerto, duende- genio
Allí pasa el sol, el día, con gusto a buñuelo,
repasa cuadernos, tablas al compás de cuentos.
manos tibias, despejan nieblas, con su pañuelo
Tela de seda, dedal, un abastecimiento
sueño de un vestido nuevo, junto al costurero
hilo y máquina en cortejo, ideas e invento
Entre el comedor y la cocina, su baulero,
gira como aspas al viento, hace remolino
Es sol, música suave, perfume a jazminero
Las cortinas en pliegues, con delicado esmero
brocal de oro y cielo, flores frescas y una mesa,
Su mano, presta a la compresa y al recupero.
Un cuento que lee despacio a su hija- princesa,
Cuenta de un caballero, que es, su lindo príncipe,
que vendrá mientras sueña y cumplirá su promesa.
Nélida Moni (Colaboro con un poema que le dediqué a mi madre)

Comentarios1

  • ovieco

    Que hermoso escriben!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.