Carlos Brid

FULGOR

 

Escollera y pupilas,
paisaje solitario, encrespado
sigilosa caricia marina
puerto y refugio de marinos.
Horas de bruma, desveladas
pasiones extremas
Marea de junio.
Nada fue vedado a este mar cómplice
a este océano que escucha,
que guarda las confesiones.
Fueron tiempos, fueron lágrimas,
Cuando el sol de otros ojos,
calienta otras tierras,
otros brazos.
Fulgor estallado y libre.
partiste como las aves,
cuando migran y no extrañan.
Y así inclinado en tu ausencia,
vuelvo sobre mis pasos,
protegiéndome del viento,
y del frio del tiempo.
Carlos Brid-Argentina

Comentarios1

  • Hugo Emilio Ocanto

    Excelente, poeta.
    Saludos.
    Hugo Emilio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.