ErC

El ave más rara del mundo.

El ave más rara del mundo
Volaba sin prisa
Gracia tenia la mujer más linda
Abrazaba con malicia
Pidiendo besos y caricias
Extraños eran sus víctimas.

En ocasiones  se detenía
Tomaba el alma del desdichado
Sin pensarlo lo devoraba con alevosía
Al corazón rechazado
Dejando de lado al desalmado.

Era rebelde, siempre libre
Con mentiras y engaños ella sobrevivía
Sin importarle el que provocaría
Nadie negaba que en su mirada cualquiera perdía.

Su boca conquistaba tan solo al hablar
El brillo de su sonrisa
Aceleraba el corazón más perspicaz
De su lengua no podrías escapar
Con cada diente como diamante cautivaba al más locuaz.

Aquella ave, mujer buscaba alojo en los labios de otros
Con besos extraños se fortalecía en vida
A pesar de todo aunque sufro y a veces lloro
La quiero ante todo
Aunque en las noches se entregue a  brazos desconocidos
O sumergida en pasión ella haga el amor.

Y yo en la lejanía muera por dentro
Con dolor pensando en su recuerdo
Y el sufrir me carcome lento
Mientras ella se revuelca en sus encuentros
Yo me desangro en cada verso.
Pensando en aquella ave ausente  que  lenta vuela  en sus movimientos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.