EDGARDO

Tus manos…    

Tus manos orugas trasformadas en mariposas

Son el dulce refugio de mis sueños,

Son ellas las que inspiran mis poemas

Son las únicas dueñas de mis besos.

 

Tus manos mi sentir despiertan

Y mis pensamientos iluminan

Son la muestra del más grande amor

Del amor del Creador.

 

Dios salvo tus manos para cumplir una misión

Hoy la aceptas con amor y convicción

Luchando por tus hijos sin parar

Mitigando en ellos su penar.

 

Benditas sean por siempre tus manos

Sagradas su cicatrices

Ellas son testigas fieles

De tus lloros y quebrantos.

 

Son tus manos  dos cirios

Que me regalan una caricia eternamente esperada

Milagro que reflejan la beatitud de Dios

Sin sus caricias mi alma yace moribunda.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.