Jorge Aimar Francese Hardaick

LA CRUZ DE MI ORGULLO



Ave blanca y peregrina

surcó mi  azul cielo

embelesando mi presente

cual agua de manantial

calmando la sed del mendigo

de ella bebí extasiado

sin saber que en una cruz

mi destino estaba escrito.

 

Ave blanca y peregrina

a un cielo gris voló

mis noches se tornaron días

y mis días, largas noches.

 

Tres polluelos en nido frío

me hicieron compañía

con tristeza y alegría

poniendo el pecho cada día

afrenté la vida sin porfía.

 

Tiempo de arena lenta

socavó mis sentimientos

viendo en una cruz

tres nombres estaban escritos,

 

la cargué sobre mis hombros

con sudor, honor y orgullo

yo cargo esos tres capullos

pues son parte de mi vida

y lo serán cada crepúsculo

hasta el ocaso de mis días.


Autor: Jorge Aimar Francese Hardaick

- Argentina - 20-06-2016

Derechos reservados del autor (*)

Blog "MIS PENSAMIENTOS"

http://crisfacu.blogspot.com.ar



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.