Johan Jurado

El miedo a devorar el alma



Quiero levantarme y gritar al cielo,

Abrir mis alas y volar sin rumbo fijo.

Me tumbo entre constelaciones de pensamientos

Todos con tu nombre, ¿Dónde estás?

Da igual... El tiempo como agua mojando mi piel

Acá  está el invierno más duro a pesar de que en la ciudad es verano.

Nuestras palabras danzando en el aire se pierden como tú

Y yo sigo en esta soledad; casi la llamo hogar.

 

 

 

 

 

 

Soy el centro de toda la trama

Pero estoy parado entre el escenario y la oscuridad.

No sé si tengo los ojos cerrados o abiertos,

Es lo mismo; veo caras con signos de interrogación pasando por las calles

Llueve y levanto la mirada; se detiene la lluvia

Pero en mis ojos aún sigue lloviendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.