Jacieldunk

Tu vigilante

El malestar habita en mi cuerpo,

No solo ahí, también mi espíritu,

También en el tiempo,

No tengo ya la euforia calma que da el ímpetu,

Soy solo una pieza de carne,

Sazonada con desprecios,

Sazonada a lo inconforme,

Esperando de los demás algo de aprecio.

¿Pero por qué tantas cosas malas hay en mi?

Es simple la respuesta: Tu no estas aquí,

Es mas nunca lo estuviste,

Fuiste un conjunto de ideas, fuiste

Lo maleable de lo intangible,

Es cruel, es poco inteligible

Tener un castillo hecho en la nube de mis pensamientos,

Es algo cruel, tener de todo,

Tener perro, hijos, trabajo, y demás acontecimientos

Y darme cuenta que en la realidad no eres de ese modo

Que todo lo que hiciste en mi mundo,

Lo haz hecho con otro, alguien que se propuso

Hacer realidad lo que su corazón mandó

Cumplir lo intangible, alguien que cerro para sí mismo ese ángulo obtuso

Me haz dañado mucho,

O ¿Me he dañado yo? Es agobiante,

Fuiste el mas hermoso pensamiento, el mas bello gancho,

Y aunque me haz herido te perdono. Atentamente: tu vigilante



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.