Marah

¡Qué mágico embeleso!

Cansada de esperarte me fui a la playa sola,

sentí la arborescencia del mar, su campo espeso,

su poética, sus mitos y el son de una gran ola,

y pude al fin dormirme, ¡qué mágico embeleso!

 

Y cuando se mojaba mi túnica de cola

 ardían en mi mente tus algas en exceso.

Jamás una sirena soñó con la corola

de un lirio en lienzo brujo capaz de dar un beso.

 

¡Oh, lirio de mi amor: bautiza esta quimera:

con líquidos que guardas de dulces estaciones

y quita de mis ojos la espuma y dormidera!

 

¡Oh, lirio de mis pétalos, halcón de mis canciones:

si sabes de las nupcias de un mar en primavera,

 empina ya tus velas…y ven con tus monzones!

 

 

Comentarios3

  • Samuel Santana

    En medio del mar pueden haber unos brazos esperando. Felicidades por este delicado poema.

    • Marah

      Gracias amigo portu lectura y amable comentario, saludos cordiales

    • Mauro Enrique Lopez Z.

      Seguro que en la mar te inspiraste saludes

      • Marah

        Gracias amigo portu lectura y amable comentario, saludos cordiales

      • Hugo Sánchez

        Genia! ... Buenisimo.

        • Marah

          Gracias amigo portu lectura y amable comentario, saludos cordiales



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.