Humberto Velasquez

Amor, aun te llevo conmigo

Amor, aun te llevo conmigo,
tú no sabes el concepto!,
mucho menos de la poca tinta cuando te sueltas,
porque llegaste a traspapelar todo aquello.
Amor, aun no llegamos a limitar el sol y la luna,
pero aun cruzamos las calles,
no importa a donde vaya,
donde me soples el aire,
aun no reduzco tu canto hablar,
y el talento para sacrificar un atardecer.

Aun te llevo conmigo,
aun sobrevivo para guardar,
para hacerte el comienzo,
y las primeras vueltas del azúcar.
Amor, te llevo conmigo,
no para navegar,
sino, para que preguntes de quien es el océano,
para que sepas como se conservan los vinos,
antes de sellar tus labios a guirnaldas.

Aun te llevo conmigo.
no te sueltes!
aun si te impactas con mi ultimo grito,
no preguntes!
pudiera ser que nadie mas te acoja la mano,
y nadie mas se despida con rabia oculta e inmenso talento.

Amor, allí estaré,
no importa cuantas visitas,
si ves alguna,
aun me existes, toda inesperada y de golpe,
con influencia hasta para doblar mi muerte,
y apretar lo que yo conservo,
aun para mi mente que te sobrevuela.
Amor, allí estaré,
Yo te sobrevivo,
¿ahora conoces el concepto?
no importa,
suelo acoger si te veo alguna lagrima.

Humberto Velasquez Jimenez 25/Junio/2016 12:36 a.m.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.