Santiago Miranda

Jardín infantil

El niño llora al portal de la sala
cuna, cuna que no mece ni es silvada
por la brisa, el niño llora porque
qué extraña? su madre-el mundo
extraña ser y ahora no es nada
teme dejar de ser siendo nada
el niño llora y por que sus padres
están trabajando, trabajan para
dejarlo y poder alimentarlo
dejarlo solo o morir de hambre
dejarlo para seguir trabajando
como esclavos y comer como esclavos
el niño llora por que no entiende
y los padres que tampoco
entienden continúan trabajando
esperando que el futuro del hijo
de sus hijos sea diferente
optimista perspectiva cuando
en el fondo solo rogamos
que a la generación siguiente
no le caigan grilletes encima
así como vamos es
así como van las cosas
cuando nos vamos al trabajo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.