flack

Tú, la poesía desconocida.

No busco ya la poesía del silencio, 

ni aguardo a los labios del alma su palabra,

pido lo que no puedo plasmar en la hoja;

eso que tus ojos tienen y no me pueden dar.

Ahí están, con esa luz penetrante,

tras un transparente misterio

diciendo: "anda, recurre  a las letras";

pero, ni una sola palabra se puede formar. 

Más, en ese mundo de tus ojos

se paraliza mi pasión, se detiene la poesía,

cesa de ordinario el término belleza,

y se me cansa el corazón por no poderlo describir.

Si, mi boca se ha llenado de mudez,

no podría crear lo verosímil

que leen mis sentidos,

y no me dan respuesta a esa poesía 

tan desconocida, que en esos ojos eres tú.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.