Domers2h

CRÓNICAS DE UN CORAZÓN PERDIDO - Capítulo II: "Los amigos no son para siempre"

 

LOS AMIGOS NO SON PARA SIEMPRE

 

Luego de todo lo acontecido, mi vida escolar se volvió entretenida. Tenía amigos - no los suficientes, pero los tenia - con los que comencé  a entablar relaciones cercanas y duraderas. Uno de ellos era Jonathan, los dos éramos uña y mugre, siempre andábamos por los pasillos de la escuela haciendo bulla y molestando a quienes se volvieron nuestras mejores amigas; Gloria - si la misma que se cambio de sitio la primera vez que llegué al colegio - y Diana, una niña que me gustaría desde el momento en que la conocí hasta los 5 años ulteriores.

Desde entonces, me convertí en el payaso de la clase; imagino que fue así porque era la única forma que tenia para caerle bien a los demás. Se podría decir, que hasta cierto punto era popular, pero lo triste era que, a la hora de la hora, solo contaba con Jonathan, Gloria y Diana.

Los cuatro nos volvimos muy amigos durante un curso de verano. Salíamos frecuentemente con un grupo mas grande de compañeros, quienes de a pocos terminaron por irse y nos dejaron solos. 

Finalmente, acabado el curso, retomamos nuestras clases en el colegio, y andábamos juntos "de acá para allá". Como ya lo explique, Jonathan era mi compinche de pendejadas; Gloria, la amiga en la que más confiaba; y Diana, la chica que me gustaba.

Fueron buenos años, que me sirvieron para darme cuenta que tenia habilidades para socializar, y que de alguna manera me convierta de pocos en una persona muy conversadora y espontánea. Me gustaba mucho compartir el tiempo con ellos, y así fue por 4 largos años.

Luego de un año de acabar el colegio - en el que todos rondábamos los 16 años - se llevó a cabo una salida al cine. Lo curioso fue que en esa ocasión tuvimos un "invitado" en el grupo. Diana había invitado a su primo, quien se había convertido el enamorado de Gloria durante el verano de ese entonces. Situación que nos sorprendió a Jonathan y a mi en un comienzo, que nos incomodó durante, pero terminamos por aceptar al final.

Sinceramente, ellos se veían muy bien juntos; pero luego pasó algo que terminaría por destruir a aquel grupo de amigos tan unidos... Pasados 6 meses de dicha salida, nos enteramos de que Gloria estaba embarazada.

Posteriormente a ello, el grupo se desintegró. Básicamente porque Diana y Gloria pelearon debido a que la primera los había presentado y se ganó reproches familiares por culpa del embarazo de la segunda.


Mientras tanto, Jonathan y yo nos mantuvimos al margen, y teníamos una posición neutral. Situación que nos costó el alejamiento de Gloria, y no saber nada de Diana hasta pasados unos años. He aquí el final del grupo de amigos más importante que tuve en mi adolescencia.

Escribir estas líneas me trae a la mente algo que me dijo un profesor alguna vez, y no entendí hasta ese momento:

- ¿En verdad crees que de aquí a 10 años, ellos seguirán siendo tus amigos?
- Yo creo que si profesor, los verdaderos amigos son para siempre.
- Te equivocas, mi estimado. Con el tiempo tomaran distintos caminos, y terminaras encontrando otros...


¿Y saben qué? Él tenía razón. Con el tiempo comprendí que mi pensamiento estaba errado, tal vez por la edad, o tal vez por lo cerrada que era mi forma de pensar. Imagino que mi profesor dijo esas palabras en base a su experiencia; y si se trató de eso pues yo también podría decir otras en base a la mía.

Yo creo que los amigos - como personas -  no son para siempre, pero la amistad - como lazo - si. Los amigos, físicamente pueden desaparecer, pero solo la verdadera amistad se mantiene intacta con el pasar del tiempo y los problemas que aparezcan. Y eso lo asevero rotundamente porque con el transcurrir de mi vida encontré 2 personas muy interesantes que me lo enseñaron. Personas de las cuales escribiré en su momento y las mismas que jamás olvidaré.

 


CRÓNICAS DE UN CORAZÓN PERDIDO
Capítulo II: "Los amigos no son para siempre"
Autor: Jean Pierre Domers



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.