RaulLopezGuerrero

Sabia naturaleza

Una planta en la tierra crece,

llena de alegría y vida,

una pena que sea prohibida,

pues se lucra quien la abastece.

 

Usada durante la historia

por quien enfermedades padece,

por quien trabaja y merece

una sensación satisfactoria.

 

Sagrada es nuestra planta,

planta contagiosa de bondad

que incita a usar la razón.

 

Dulces aromas por mi garganta,

aromas de mera felicidad

que hacen volar la imaginación.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.