luis borda

FLOR

Aquella tarde cuando 

mis sueños tocaban fondo

simulando ser una ilución,

debido a una flor.

en ese tiempo creí, "iluso".

que tocaba las estrellas 

con las manos, que la luz de sol

llenaban de felicidad mis mañanas,

y se fortalecía cada vez mi amor ¨flor¨.

Flor marchita, tus pétalos

y tu tallo fueron cortados de raíz.

pues debido a tu indiferencia

putrefacto estaba mi corazón.

y tocando fondo en la plena oscuridad

re nacieron las cenizas de lo que era mi corazón.

las mañanas fueron corrientes y aburridas

esperando en la oscuridad mi nueva vida.

mis sueños fueron moldeados y estructurados

ya no son una ilución son una meta.

no aguardo la hora de que llegue la noche

no para intentar alcanzar las estrellas

si no estar sobre ellas para encontrar

lo que hallaba en la oscuridad,  felicidad.

paso cada instante cada momento

analizando el frágil cuerpo 

de la luna llena, donde tus labios, noche.

Apasionadamente con cada mordida

arranca pedazo por pedazo el olvido.

Luna llena me ayudaste ha encontrar el

amor de mi vida,

iluminando en cada paso el Bar.

allí mire enamorado y detenidamente

el reflejo de la luna en tus ojos

que al final me pierda solitario

en el camino, en la oscuridad

lleno de locura y sin un peso

me sentí el hombre mas afortunado

y cuerdo al pensar en esos ojos,

y esos labios que apelaban un beso.

¨usted¨ en la plena noche cambiaste

por completo mi vida,

mientras mi mirada se perdida

en tus curvas mi futura guitarra.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.