Rafael Mau

Silencio

El mundo habla sin cesar.

Nunca calla, Desespera,

Sin embargo, 

Aquel día en el que conocí por primera vez el silencio.

 

Escuche tu voz,

Y caminé hacia la dirección,

De esa fresca melodía.

 

Caminé involuntariamente,

como si el aire se hubiese convertido en agua,

Y me arrastrase su corriente.

 

Después de un par

De minutos

De pasos

Llegue a tu lado.

 

Te mire con una pizca de enojo,

y sin creerlo,

te dije: "calla",

Pues me habías arrebatado el privilegio

De haber disfrutado el silencio.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.