Mujer Nagual

Libertades

quizás te preguntes cuántas cosas hacen una

crisálida en invierno

mariposa en las afueras.

 

Nada se entera

pero todo fluye

en ciclos 

naturaleza.

 

Savia de árbol

cristaliza visiones

desde el centro de los corazones

luces uniformes.

 

Los ácidos hacen crecer

la tierra en adversidad

recreada para sobrevivir

un alma.

 

Clama una esfera 

doblegarse en los pastizales

de ese recuerdo

edén había que ganarlo

 

luz es la constancia

moviéndose

remos

es la oscuridad

 

un lucero

fue mi cruz

 

llegó desde más allá

estrelló mi cabeza

en la luna

 

danzó mi idea por saturno

en círculos de espiral

 

respiré en atmósferas

sin posibilidad de vida

así que estuve tan muerta

como acá.

 

No temamos al pulso de la transformación

 

tantas cosas nos dicen

 

dentro hay un sabio consejero 

adoptando formas

siluetas

sombras

doliendo los efectos

de nuestros cuerpos

 

pétalos que caen

en mi cama

descanso limpiando

estrellas fugases 

devolviéndolas

a su eternidad.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.