ELEPE

CUANDO DEJAS DE VENIR

Cuando dejas de venir

me sumerges muy profundo

en agujeros  negros inmensos

del universo de mi alma.

 

Se suceden los recuerdos

y se agolpan persistentes

agitándose con saña

en mi ansioso corazón.

 

Y... qué hacer, si el sometimiento

a tu arbitrio es condición

sine qua non que me impones

lo quieras tú o no.

 

Esperar es mi condena

pues gozar en libertad

tu presencia es utopía,

aunque me cueste aceptar.

 

Más... si de pronto tú llegas

y del marasmo me rescatas,

de un minuto haces un siglo

de placeres infinitos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.