luis borda

LABIOS.



frecuentemente palpita mi mente

al recordar aquella noche sin luna.

Detenidamente, sentir ese mar de sensación

cuando muerdes tus labios

haciendo  una prisión mi boca.

Paso cada noche en vela

observando como la luz media

brillaba en tu rostro

contrastando tus labios,

paso la noche en vela

mi boca una prisión solitaria

que entre charlas y vino,

fallecía lentamente en mi pasado.

Paso una y otra vez 

las noches en vela,

tus labios dorados

abren las puertas a la primavera,

mi boca prisionera de su propia juntura.

no hago mas que soñar despierto,

con tus labios y jamás querer despertar.

paso la noche en vela

calculando infinidad de momentos probables

para sorprenderte una noche.

Una noche de luna llena

donde la primavera y el invierno

tengan una conexión divina,

donde tus labios no se muerdan entre si.

Si no que los míos te hagan sentir alivio,

con el calor del invierno

y la tempestad de la primavera.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.