LPawx

Lluvia eterna

Has llegado a mi vida,

y al parecer has llegado para no irte jamás,

tu presencia en mi vida

es tan persistente 

como gotas de lluvia golpeando una ventana.

Tú eres pequeñas y refrescantes gotitas de lluvia

golpeando mi triste y oxidada ventana.

No quiero que seas lluvia pasajera,

quiero que siempre estés ahí,

insistentemente golpeando mi ventana; 

quiero que llegues hasta mi corazón

y lo hagas sentir de nuevo.

Mira las margaritas en mi jardin;

están secas y sin vida,

pero con un poco de cuidado y paciencia,

con un poco de amor,

con un poco de lluvia, todo se vuelve más hermoso.

Por eso quiero que,

con tu mágico orvallo

hagas florecer mi corazón,

le des vida y color,

le des ilusión,

felicidad...

Quédate, pues los días lluviosos son mis favoritos. 

 

Comentarios1

  • luis borda

    dandole un nuevo rumbo a la tristeza te felicito.

    • LPawx

      Muchas gracias. Siempre hay que tener en cuenta que hay una pizca de cosas buenas en lo malo c:



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.