Santiago Miranda

Senda de la mano Derecha

I - Comunitarismo

"Todos somos uno y uno fuimos todos"

 

TÚ eres HOMBRE
luego Yo soy Hombre
por contiguidad y semejanza
con mi padre y hermano
débil en fortalezas a la orden
de la muerte, rocíame de amor antes
de indefinirme en el despido

 

ser juntos, ambos
definidos desde el mismo plano
al mirarnos a los ojos
sin enjuiciarnos
convivir dentro la misma
esfera solitaria
como ambos

 

borrar el yo del diccionario
la pertenencia y quizás la misma
historia de héroes y leyendas
ya no creemos en algo mas
que la paciencia
sobre el cariño
los precios del mercado
solo fueron etiquetas necias

 

 

(Ecuación de la virtud máxima

 

La develacíon del bien
de cada día rogamos fuego
lo vivo como un fin en si mismo
en cada respiro la consciencia comprende
lo supremo es amor dado y perdido, diciendo
todo esto está aquí y no me pertenece
todo esto es bello en su propio camino
los arcángeles marcando las líneas
trayectoras de las manos o planetas;

 

El amor único y más fuerte; Shamael enclavad
nuestro oscuros sentimientos a; Gabriel direcionar
nuestros oleajes impulsivos sobre; Jofiel presencia
este ocaso y luego destella esta intermitencia lejos
de los ojos ante; Miguel templada espada que justa corta
este resentimiento ya que la justa es divina ordalía y las heridas
Rafael; cúralas antes de sangrar Uriel la paz es sabia Zadquiel misericordia y alegría

 

 

II Serenamente

 

La historia del ser es vehículo
de la virtud, antaño quisimos así
oh hermano, rogémoslo al
esconder la bella violencia
esconde, oculta, reniega, escinde
esta desagradable sensación
de crucificar en los rieles
a todos
consejo, callar:

Sabiduría o inteligencia, tamizar el veneno del pensamiento
para no caer bajo sus transformaciones sulfurantes
en la fortaleza, Massada resiste; Palestina ya tus hijos
son de cal y piedra
oh salada ciencia; cerrar los ojos a la luz
y ver lo que sol pretende bajo su orgullo ocultar
Piedad; jamás/ temor/ humildad tras el orgullo
de merecer lo recibido, honestidades en ficcionada
mentira de los días, la desnudez sin rombo
que señala, todo camino baja hasta la cruz sureña
de los valores/ Bondad, bien supremo sobre la cumbre
las tres damas tutelares del norte;
prudencia, perseverancia, paz
marina que hiela y calienta en su medida
templanza, rectitud de flecha intuitiva
perdiz del viento, metrónomo del tiempo
que cae y es soplado desde fuera hacia adentro

 

 

III Fortaleza


"Disponer de una infancia mágica es la fuerza del débil." T. Adorno

 
Abrahám hombre, abrán las alas al ángel
pórtico rabioso donde el altar
de piedra espera un hijo indulgente
tomo la justicia con tenedor y daga
mi parte y mi castigo
no exijo más de lo dispuesto
que estoy a dar:
La pureza Bachiana
la aceptación Schopenhauriana
la madurez Freudiana
la responsabilidad Sartreana
la risa Beckettiana
la agudeza Kantiana
la valentía Marxista
la paciencia Rimbaudiana
la sangre Shakespereana
el saber Borgeano
el amor de tí
mujer sagrada

 

El paraíso es una biblioteca
donde los libros caminan y discuten
en los parques suspendidos
donde las gotas de luz habitan
el paraíso es una volátil risa
de niño



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.