p6g5n

En la plaza del cielo

 

 

Me gusta la brisa que al caer la tarde me besa en el rostro.

El pájaro lanza sus últimos trinos buscando el rincón del descanso.

El árbol se mece tranquilo como dando gracias por haber vivido unos horas más.

          Me gusta el lucero en la plaza del cielo y en el techo del mar....

          Y la luna que sale lidiar su toro de luz en la noche .

 

 

                         Tienes los labios sedosos

                         como el manto de la Virgen Macarena.

                         Quién pudiera una noche de invierno

                         Dormir contigo ¡ niña ¡...junto a una hoguera. 

                                                                                               J.C.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.