Raul Gonzaga

Por heces sacrificar el amor

 

No al maltrato infantil,
No a la violencia en el mundo
No a tanta depravación
De este mundo tan absurdo;

Cómo romper la ilusión
De un mundo tan inocente,
Jamás te perdonarán
Burdo hombre, tan inconsciente;

Pedofilia tan feroz
Sodomía sin sentido
Hacen del niño, la presa
De este sendero perdido;

Sólo quien no ha sido padre
O es incapaz de lograrlo,
Será capaz de dañar
Con un sentir inhumano,

A lo más sacro y divino,
Que es el infantil candor,
Por las heces de la vida
Sacrificar al amor…

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    Respetar al niño es respetar lo más sagrado, si los destruimos estamos acabando con la sociedad y con el mundo; ¡Ay de aquél que escandalizase a uno de estos pequeñitos, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le anegase en lo profundo de la mar...

  • Lita_81

    Hermoso y muy sentido su poema. En marcado a una realidad concreta con juicio espiritual de condena. Saludos poeta

    • Raul Gonzaga

      Lita_81, eso y más merecen; saludos y un fuerte abrazo fraternal...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.