yosoyelquesoysiempre

¡LIMPIOS Y CLAROS!

 

¡LIMPIOS Y CLAROS!

 

Han levantado ciudades, sostienen muchas empresas,

son los pobres de la tierra quienes muchos utilizan;

su patrimonio más grande se compone de promesas:

¡Y los ricos y señores, obreros, los bautizan!

 

De las minas sacan oro y esmeraldas relucientes,

con el sol sus ojos abren y conviven con la muerte;

Dostoyevski habló de ellos, tratándoles: Pobres Gentes:

¡No obstante, ser miserables, tienen la conciencia fuerte!

 

Víctor Hugo los menciona en un hermoso tratado,

porque allí mismo en Florencia por doquier los vio cercanos;

además, con la palabra, lució siempre iluminado:

¡Y se situó con grandeza, entre tantos veteranos!

 

Hacen colas para todo, con sudor las arcas crecen,

sin su esfuerzo es imposible que prosperen los avaros;

nunca he visto que reciban todo aquello que merecen;

¡Al momento de hacer cuentas, suelen ser limpios y claros! 

 

También construyen la fosa para su descanso eterno,

sus huesos en poco tiempo, convertirá en polvo el horno;

y como si no bastara, los amenaza el infierno:

¡Del cielo el sello ganaron cual su más seguro adorno!

 

Poblado de maravillas tienen entero el planeta,

amasando con sus manos cientos de miles de formas;

para librarse del yugo, ya conocen la receta:

¡Han descubierto el engaño de las concebidas normas!

 

Los que ostentan el poder nos buscan para contarnos,

y en épocas de elecciones somos muy apetitosos;

después sin ningún empacho, ordenan esclavizarnos:

¡ Porque para los señores, somos necios y estorbosos!

 

JAIME IGNACIO JARAMILLO CORRALES

Condorandino

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.